Diferentes acentos ruso

Respuestas al AMA de mi bisabuela, si quieren sigan dejando tiempo real

2018.10.13 22:06 rdsmod Respuestas al AMA de mi bisabuela, si quieren sigan dejando tiempo real

PUEDEN PREGUNTAR AHORA Y SE VA A RESPONDER YA

u/NoFapTrump
¿Que tipos de yerba mate había? y,... ¿Es diferente la yerba de aquellos tiempos a los de ahora?

La yerba mate que habia era Sara, si es diferente porque antes era mas fuerte no tenia palitos
los palitos son los pedasitos de cosos que habia ahora

Qué hacía la gente en Montevideo para entretenerse por esos tiempos?

Yo cuanndo era chica, la gente para entretenerse jugaba a la loteria, a las cartas, y si no sacaban una silla y se sentaba en la vereda, y se ponian a charlar con algun vecino que pasaba, porque habia muchas cosas nuevas que no conocian
yo sacaba una silla y si pasaba alguna niña que yo conocia del barrio le preguntaba a donde iba, y me decia “Voy a la casa de la maestra que me va a dar clase”

Cuáles eran las profesiones más comunes / a qué se dedicaba la gente?

Ser modista, ser bordadora, a hacer limpiezas.
En mi caso hacia ropa de dama y camisa de hombre.
Los hombres iban a trabajar a la fabrica, y el que no, tenia un oficios.
Albañiles, frentistas (Para hacer los frentes de la casas), herreros, pescadores

u/NoFapTrump
¿Se hablaba italiano en las calles y/o un español forzado por aquellos inmigrantes europeos?

Español si, italiano yo era muy chica, no se


¿Cómo era Villa Española?

La union por ejemplo, era un barrio que ibamos a mirar vidrieras cuando teniamos una reunion para ver que nos comprabamos, las calles eran de adoquines algunas, no eran todas de hormigon, habia calles de tierra. Autos se veian muy muy pocos ahora estoy admiranda de la cantidad de autos que son

u/NoFapTrump
¿Se hablaba italiano en las calles y/o un español forzado por aquellos inmigrantes europeos?
Español si, italiano yo era muy chica, no se

u/NoFapTrump
¿Era diferente el acento, habían muchos con acento español de España?

Si habia muchos con acento español de españa

¿Habían muchos mestizos, morochos y negros como los hay ahora o eran casi todos blancos?

Habia morochos si, bastantees, con motasz, muchos negros

u/ElMathin
¿Que tan común era escuchar gente hablando italiano, vasco, gallego, alemán, francés, ruso, esloveno, húngaro, etc en Montevideo en la primer mitad del siglo XX (en especial en epoca de segunda guerra mundial?

el español era lo mas comun, los gallegos habia bastante,
en la epoca de la segunda guerra mundial aumento mucha la gente que hablaba esos idiomas

u/DirkGentle
¿La gente de verdad tenía ñandúes mascota en aquella época?

si mucha gente los tenia

Abuela, ñanduez????? en serio????

si ñanduez

estas segura???

ñanduez son unos cosos como te voy a decir como unos patos grandres

en serio tenian como mascota eso?

si y muchos conejos, conejos muchooos, mucha gente criaba conejo pero los criaban para subsistir claro
mi hermano tenia nianduez, en atlantida estaba lleno

u/fbkpo7
recuerda si en la practica habían grupos sociales segregados, que la gente "común" miraba de reojo?

A los pobres, aveces si, algunos si. Si veian gente de pelo largo y mal vestida, eran como vagabundos

hay algun barrio que recuerde con nostalgia porque se perjudico, o se destruyo algo que valía la pena ver, al crecer la ciudad?

Eso si que no se, porque ha habido tanta critica. Yo iba al parque rodo en la epoca que tenia 15 años y por suerte todavia esta, mi padrino siempre me llevaba y tengo muy lindos recuerdo ahi, por suerte ha cambiado pero no se destruyo. Casa soler me trae nostalgia

u/tonterias
¿Tiene fotos propias de la época?
¿Qué edificio de Montevideo le llama la atención desde hace más tiempo?

Si tengo!!
Habia una casa que yo iba a comprar ropa, casa soler es el edificio que mas me ha gustado

u/ rafelix09
Qué alfajores se comían en aquella época?

NO ME acuerDO SI ESTUVIERA MIRTA SI SE ACordaba
muchas galletitas marias con dulce de leche yo comia
Me encantaban

u/guilleloco3
Como era pocitos antes comparado con ahora ? Y la rambla ?

Era totalmente distinto no habia tantas casas grandes de dos o tres pisos, eran todas casas humildes la mayoría, nosotros nos extrañabamos cuando pasaban 4 o 5

u/Elcierraortos
Que barrio para ella ha cambiado mas para bien?

Ha cambiado para bien, porque tenes de todo en el barrio, antes para ir a comprar una tela tenias que ir al centro o a 8 de octubre ahora en cualquier tienda de por aca hay de todo

u/ruguayou
Qué es lo que más nostalgia le causa o más extraña del Montevideo de antes?

Los vecinos, antes voos comversabas con un vecino, el vecino venia y te preguntaba como andas como passaste, sabes que son buenos y son vecinos pero no hay conversacion como habia antes, antes las chiquilinas se juntaban a pasear, ahora no

Cambió la visión de los montevideanos de las personas del interior, si así fue, cómo?

Si, cambio, antes decian los paisanos, ahora dicen realmente como son, como uno

u/mega90sman3
Cual era y es su parte favorita de montevideo?

Mi barrio

u/trelcon
¿En qué barrio creció?
¿Cómo era la vida social cuando era joven? Tipo adolescente.
Como cree que a cambiado la sociedad uruguaya, desde la educación, la familia, la vida social.
¿Que piensa de lo que se dice sobre de que "se perdieron los valores"?

Cambio porque cuando yo era adolecente los padres eran mas preocupados con los hijos a la hora de dejarlos salir ahora salen mucho mas, mi hija tenia que pedirle permiso al padre para salir
Ha cambiado para bien si, hay mas posibilidades de estudio, los jovenes que las que tenian antes,
no se... siempre hubo gente que no tiene valores
pero antes se tapaban mas las cosas
lo que querian eran sobresalir, que las gente los tomara en cuenta

submitted by rdsmod to uruguay [link] [comments]


2018.05.12 16:08 albedrio La mezquita roja

El mulá Abdul Aziz, de rostro serio, enmarcado por una larga barba blanca, camina en las inmediaciones de la Mezquita Roja en Islamabad, Pakistán, en el año 2009, rodeado por un séquito de guardias con su respectivo kaláshnikov bajo el brazo. Se dirige a predicar. Al llegar a la entrada, los fieles que lo esperan se postran ante él, como si fuera Alá mismo quien estuviera frente a ellos. Es ésta la primera secuencia que se observa en Entre los creyentes, documental dirigido por Hemal Triverdi y Mohamed Navqui, y que forma parte de la propuesta de la gira Ambulante 2016.
entre-los-creyentes
¿Cuál es la relación entre la fe y las armas o, en otros términos, entre la religión y el poder, entre lo espiritual y lo temporal? En Autoridad espiritual y poder temporal, René Guénon teoriza sobre la concepción del poder en las sociedades antiguas. En su origen, nos dice, el poder temporal, detentado por los guerreros, estaba subordinado por completo a la autoridad espiritual en manos de los sacerdotes. La razón era muy simple. Eran éstos los que conocían la «ciencia sagrada», los que podían leer los designios de los dioses en el cielo o en la naturaleza y, por tanto, transmitirlos a los gobernantes para el beneficio del reino o la comunidad. El rey tenía algo de ambos poderes, era en parte sacerdote, en parte mago. Aún así, dependía de la autoridad espiritual, la cual, en el caso de Occidente, siguió consagrando su poder hasta el ocaso del absolutismo.
Hay un momento de la historia, continúa Guénon, en que este orden se resquebraja y comienza a invertirse. Los guerreros se rebelan contra los sacerdotes y buscan fundar su poder en sí mismos. Para ello, sin embargo, habrán de apropiarse de los atributos de lo espiritual, vestirse con sus antiguos ropajes, elevarse al estatuto de lo sagrado. Esta mezcla de lo espiritual y lo temporal es atestiguada por los tres grandes monoteísmos, pero sobre todo por el islam, el más reciente de ellos en términos históricos. Si en el judaísmo vemos ya la alianza directa de Dios con un pueblo terrenal, proclamada a través de sus grandes profetas, es decir, seres de carne y hueso a los que Dios ha decidido revelarles parte de sus designios, el cristianismo cristaliza la mezcla de ambos elementos al tener como centro al Cristo, el Dios que se ha hecho carne, de cuya doble naturaleza, divina y humana —espiritual y temporal—, se desprenderán toda una gama de disputas y ficciones teológicas que caracterizan los primeros siglos de nuestra era y de las que, a la larga, emergerá el Hombre como núcleo de la modernidad occidental.
El islam, por su parte, retomando la tradición profética de las anteriores, tiene como especificidad el Corán, concebido como la palabra de Dios revelada al profeta Mahoma, quien de esta forma confirma y concluye la misión de todos los profetas anteriores. Surge en la primera mitad del siglo VII, en una Arabia desgarrada por continuas disputas y hostilidades políticas entre tribus y clanes, así como fragmentada en lo religioso por la existencia de diferentes dioses paganos. El principal legado de Mahoma a través del islam, que literalmente significa «rendición, sumisión, entrega» a Dios, será —según Hans Kung en El islam. Historia, presente, futuro— la rápida unificación religiosa y política de los árabes, teniendo a la comunidad islámica o umma como centro, con sus prácticas religiosas distintivas: la confesión de fe en el Dios uno y en Mahoma como su profeta; el cumplimiento de la oración ritual, orientada hacia La Meca; la peregrinación anual a esta ciudad sagrada; el tributo social; y el ramadán o mes de ayuno. Y tras la unificación, la expansión de la umma a través de la conquista armada, basada en la vinculación de soberanía religiosa y poder político, y sustentada en el Corán y su precepto del combate a los infieles, sean éstos judíos, cristianos, judeocristianos o paganos: “Combatid a quienes no creen en Dios ni en el último día ni prohíben lo que Dios y su Enviado prohíben, a quienes no practican la religión de la verdad entre aquellos a quienes fue dado el Libro” (9,29-31). Cada triunfo militar, cada sometimiento, cada exterminio, será logrado en nombre de Dios y para salvación de los hombres, y visto como una confirmación de la autenticidad y supremacía de esta nueva religión.
Es así que, en tan sólo veinte años transcurridos desde la hégira, el islam como amalgama entre lo espiritual y lo temporal, desborda la península arábiga hasta dominar territorios tan importantes como Damasco, Jerusalén, Egipto, Persia y Cirenaica. La antigua comunidad se ha convertido en un Imperio. “Si no hubiera recurrido a la violencia —señala Kung—, Mahoma no habría podido desarrollar una política tan exitosa a largo plazo […] tenía que luchar con los mismos medios que el resto de tribus y grupos por una posición propia”. Para Mahoma —continúa—“religión y política se implicaban mutuamente, pues la esfera secular ha de ser configurada según objetivos fundamentales de carácter religioso”. Sólo en el siglo X, con el surgimiento de ulemas y sufíes como vías espirituales alternas del islam, y más tarde, con las reformas de Atatürk tras la Primera Guerra Mundial y el fin del Imperio Otomano, se pondrá en tela de juicio este modelo de Estado teocrático, cuyas instituciones políticas coinciden en esencia con las religiosas. Con el califa, en tanto representante de Dios, como cabeza.
*
Como buen religioso, lo que hace Aziz es repetir el modelo del Profeta. Lucha por implantar la ley islámica en la esfera secular, pues ésta ha sido hecha por Dios y no por los hombres. El argumento del mulá no deja se ser interesante. “Las instituciones seculares han fracasado”, señala mientras se mete al bolsillo una parte del dinero recaudado entre los fieles. “Ello ha generado un vacío que tiene que ser llenado por alguien”, y ese alguien es la organización que él encabeza, que lleva el nombre de su sede, la Mezquita Roja, de la cual depende una amplia red de madrasas: escuelas en las que alrededor de diez mil niños de diferentes edades, unidos todos por su condición precaria, se dedican de sol a sol a memorizar el Corán, sin importar si entienden o no su significado, pues la gran mayoría no habla árabe. A cambio, la madrasa les ofrece alimento —una rebanada de pan al día, declara uno de los alumnos—, un sitio donde dormir, ropa y servicios médicos. Todo, según se observa en la película, de pésima calidad. Los niños, además, son sometidos a un régimen muy estricto, ante cuya mínima infracción son severamente castigados, golpeados incluso. “La forma en que los moldees ahora los forjará para toda la vida. Una vez que hayamos entrenado sus mentes, nunca cambiarán. Serán así hasta que mueran”, dice uno de los responsables de su educación. Lo que ahí les enseñan, sin embargo, es a odiar al otro, a aquel que no piensa como sus maestros o que no tiene las mismas creencias que les están inculcando a ellos. Al menos eso afirma Pervez Hoodbhoy, físico nuclear y matemático pakistaní que lleva ya algunos años haciendo activismo en contra del fundamentalismo religioso en su país, y que ve en las madrasas uno de los mayores peligros.
Resulta sobrecogedor y muy triste ver a todos esos niños sometidos a una dinámica tal. “Todo este esfuerzo valdrá la pena cuando muramos. Vamos a ir al cielo y vamos a usar una corona especial”, dice Talha, de unos ocho años de edad, quien tras un par de años en la madrasa se niega a regresar a casa, ante la insistencia de su padre. Y es peor aún ver que buena parte de estos niños están ahí porque sus familias no pueden mantenerlos, mucho menos mandarlos a la escuela. Dos dólares al día es el sueldo promedio de un jornalero en el pueblo de Zarina, una niña que escapó de la madrasa local y que ahora estudia en una escuela regular, que tendrá que cerrar sus puertas debido a las amenazas de los extremistas. A sus doce años deberá contraer matrimonio con un perfecto desconocido porque sus padres no pueden mantenerla a ella y a sus ocho hermanos. Aterra ver cómo estos hijos de la desolación no tienen opción, pues viven en un Estado incapaz de hacerse cargo de ellos y de su educación.
Las madrasas son, ciertamente, un semillero de “terroristas”, como los llamamos hoy, que a la larga alimentan las filas de los talibanes, del Ejército Islámico o de cualquier otra agrupación del mismo corte. El odio por el otro que les inculcan allí florece en todos estos niños porque en el fondo conecta con un odio hacia la vida, una vida llena de dificultades. ¿Quién no preferiría ir al cielo a seguir viviendo en un infierno como el que viven estos pequeños? ¿Cómo no abrazar aquello que nos puede dar consuelo en un mundo tan necesitado de esperanza como el nuestro? Lo que muestra la película de Triverdi y Navqui, así como otros trabajos periodísticos y de investigación que han abordado el tema —“Exporting jihad”, de George Packer, es un buen ejemplo—, es que en la base del terrorismo no está tanto la religión como la pobreza. Y que mientras ésta se siga agudizando, la llamada lucha contra el terrorismo seguirá siendo vana. “Una red terrorista no puede ser vencida con medios militares, sino sólo privándola de su suelo nutricio: la miseria social y la opresión de grandes capas de la población”, señala Kung. Lo mismo podríamos decir a propósito de la lucha contra el narcotráfico, que nos es tan familiar.
*
Es justamente eso lo que intenta otro de los personajes del documental, Tariq, quien ha fundado una escuela secular para los niños de su pueblo e insiste a sus padres para que los lleven allí, de modo que cuando crezcan tengan otras formas de valerse por sí mismos. Tal es su forma de practicar la yihad, entendida como “esfuerzo” por perfeccionarse uno mismo ante Dios, como lucha contra los demonios propios. Lo que para los sufistas era la “gran misión”, en contraste con la “pequeña misión”, consistente en el combate a los infieles.
Por desgracia, en conexión perpetua con sus orígenes, al islam se le conoce más por esta segunda misión, la pequeña. Tras la caída del Imperio Otomano, el último gran bastión político-religioso del islam, se abrieron dos vías a éste. Por un lado la secular, impulsada por Atatürk en Turquía e inspirada en el modelo occidental de separación entre Iglesia y Estado, y que, por tanto, implicó el abandono de las prácticas e instituciones religiosas en el ámbito normativo y público en pro de las instituciones políticas —modelo, por cierto, que el presidente Erdogan está poniendo hoy en entredicho—. Y por el otro la vía islamista, que pone el acento en la ortodoxia religiosa y las prácticas cotidianas derivadas de ella, incluida la yihad en su vertiente violenta, cuyos ejemplos van desde el wahabismo árabe, vinculado con el nacimiento de Arabia Saudita como Estado, hasta el Estado Islámico, pasando por los Hermanos Musulmanes, Hamás, Al Qaeda, los talibanes y por supuesto la revolución islámica de Jomeini en Irán, que pueden ser concebidos como reacciones ante la perdida del asidero imperial, pero también ante lo que Kung llama “creaciones artificiales del imperialismo”, es decir, la división del vasto territorio musulmán en diversos Estados, zonas de influencia y territorios autónomos —Israel es la mejor muestra de ello—, bajo la lógica de sus intereses económicos y políticos, el petróleo por encima de todos, cuyos resultados han sido múltiples guerras, millones de muertos y desplazados, pobreza extrema para muchos habitantes de la zona.
La Mezquita Roja es, como la mayoría de estos grupos radicales, consecuencia de la política occidental. Si durante los ochenta Estados Unidos y Arabia Saudita, su gran aliado, le canalizan recursos, armas y entrenamiento para el combate a los “infieles” rusos, y el mismo Ronald Reagan, con su inolvidable sonrisa, saluda a sus miembros como héroes “luchadores por la libertad”, en los noventa le da la espalda, de modo que éstos comienzan a aliarse con Al Qaeda o los talibanes, creciendo en su radicalismo y violencia hasta enfrentarse directamente con el Estado, en el año 2007 cuando la mezquita es sitiada, dejando como saldo cientos de personas muertas, la mayoría estudiantes, incluidos el hijo, la madre y el hermano de Aziz, quien, ante estos hechos, señala: “Sacrificaría a cientos de mis hijos por Alá”. A sus hijos, pero no a él mismo. Él prefiere intentar huir de la mezquita debajo de una burka.
Entre los creyentes, en suma, nos sumerge en las turbulentas aguas del fundamentalismo islámico que, como tal, no está dispuesto a aceptar otra salida que la implantación de la sharía como fundamento de la vida social. Como en los orígenes, los nuevos fieles están dispuestos a hacer la guerra en nombre de Dios, a cometer asesinatos a pesar de que, como dice Tariq, “Alá dice que matar a una persona es como matar a toda la humanidad”. El Corán, en efecto, es también un impulso hacia la paz —“Si se inclinan a la paz, inclínate ante ella” (8,61)—, y exhorta a devolver bien por mal, de modo que el enemigo se convierta en amigo (41,33-35). No podemos esperar, sin embargo, que un buen día los extremistas den un milagroso giro al pacifismo. Eso no va a ocurrir porque, como hemos visto, el problema no es sólo religioso, es también político y económico. Va más allá de los creyentes. Algo se lograría si, como señala Kung, al menos se invirtieran “en reformas sociales las astronómicas sumas que se gastan en armas tanto en Occidente como en los países islámicos”. Llegar a este punto requiere de un cambio de mentalidad que hoy resulta más urgente que nunca. A esta transformación, que debe partir de una crítica profunda y bien planteada, responden, a mi juicio, tanto el documental comentado como la gira de la que
submitted by albedrio to Albedrio [link] [comments]


2017.10.18 10:46 felipostero Al hilo de tantas paginas web que van de una cosa y son otra.Al pan pan... Coincidencias, que no amistades. Ojo con el fascismo de guante blanco.

http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2017/03/coincidencias-que-no-amistades-ojo-con.html
Al hilo de una entrada que estoy preparando sobre una entidad rusa que a cualquier comunista le apestaría, Katehon, había redactado un epígrafe previo que paso a reproducir como una entrada independiente, con el título "Coincidencias, que no amistades".
La existencia de coincidencias parciales con "otros", no significa amistad política, ni coincidencia ideológica, ni la existencia de los mismos objetivos finales. El enemigo de mi enemigo, no es necesariamente mi amigo. Pondré varios ejemplos, después de los cuales todo el mundo entenderá lo que quiero expresar.
Brexit. La postura a favor del Brexit fue defendida por grupos de extrema derecha, xenófobos, fascistas o filofascistas, racistas... Pero también por el movimiento comunista británico y otras organizaciones de la izquierda, que se oponían, evidentemente, por motivos muy distintos a los argumentados desde la derecha xenófoba. Tal coincidencia en absoluto equipara a unos y a otros (ver en este blog "Los ladridos de la jauría en la noche del brexit" y "Dos artículos a favor del Brexit desde una perspectiva de clase").
Siria. Que los comunistas apoyen al gobierno de Asad en contra de la agresión imperialista que sufre Siria y en contra del terrorismo yihadista apoyado y promocionado desde Occidente y las monarquías del Golfo, no significa que tengan algo que ver con grupos y elementos neofascistas que desde Europa también apoyan al gobierno sirio. Esto ha provocado problemas y disputas en las redes sociales. En tanto que el gobierno sirio representa una resistencia al yihadismo y al terror de los grupos fanáticos islamistas, los neofascistas se han apresurado a solidarizarse con dicha resistencia, pero por motivos muy distintos que tienen que ver con el oportunismo: apoyan la causa siria contra el yihadismo para potenciar su discurso islamofóbico, xenofóbico, racista... contra las personas procedentes de países de mayoría musulmana. Son expertos en intoxicar y crear confusión. El discurso que subliminalmente nos quieren colar, es que todos los árabes, todas las personas de países musulmanes -sean árabes o no-, forman parte de la amenaza a Europa. Son tan hábiles como tóxicos.
Ucrania / La cuenca del Donéts o Donbáss. La mayoría hemos cerrado filas con las milicias de la cuenca del Donéts que, en el este de Ucrania, se levantaron en su momento contra el golpe de estado ucraniano liderado por grupos neonazis. Tal solidaridad se basa en el componente antifascista. Sin embargo, grupos y elementos filofascistas rusos e integristas religiosos ortodoxos también se han solidarizado y están apoyando, por chocante que pueda resultar. Tal coincidencia en absoluto nos hace amigos políticos. Hace poco, un camarada del partido en el que milito, el PCG, me comentaba su experiencia en un campo de entrenamiento en la frontera rusa con el este de Ucrania. Viajó en su momento para sumarse a las milicias antifascistas que combaten en la cuenca del Donéts; el caso es que una vez allí vio que en efecto, había muchos voluntarios comunistas de diferentes países, pero también integristas religiosos rusos y otros elementos nacionalistas con los que ideológicamente nada tenemos que ver los comunistas y antifascistas en general.
Esto viene a cuento porque ciertos sectores neofascistas europeos, tanto de la Europa occidental como oriental, están haciendo sutilmente labor de zapa dentro de la izquierda en las redes sociales. No se presentan con un discurso explícitamente fascista ni mucho menos, ni con estética y simbología fascistas... En absoluto. Y además ponen el acento en cosas en las que estamos de acuerdo, lo cual erróneamente nos hace caer en la ingenuidad de que compartimos trinchera. En alguna ocasión, personalmente reconozco haber mordido anzuelos de ese tipo, hasta el punto de tener que retirar de este blog algún artículo tomado de otros sitios, tras descubrir quién estaba detrás. Los cebos que utilizan son muy golosos; por ejemplo, suelen difundir contenidos en contra de Soros o de entidades relacionadas con Soros, con lo cual es muy fácil picar. Incluso a veces critican el imperialismo...
¿La prueba del algodón? Hay varias, una de ellas: no se cuestionan el capitalismo.
En definitiva, el enemigo de mi enemigo, no es necesariamente mi amigo. Y ciertas desafortunadas coincidencias, no invalidan en absoluto las causas que defendemos; no por ello tales causas pierden legitimidad.
¡Estemos alerta ante el neofascismo que llama a nuestra puerta con guante blanco y con música celestial que agrada a nuestros oídos!
@VigneVT
Apostilla. Por cierto, prudencia con los conspiranoicos: nos hacen perder la perspectiva. Esos lobos, camufladitos de ovejas, cultivan la conspiranoia como cebo.
http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2017/03/coincidencias-que-no-amistades-ojo-con.html
submitted by felipostero to podemos [link] [comments]